Aumento del punto G

Descrito por primera vez por el Dr. Ernst Grafenberg, es una pequeña protuberancia, sensible al tacto y al roce, dotada de densa inervación, que se ubica detrás del hueso púbico, en la cara anterior de la vagina (a unos 3 cm aproximadamente de la uretra) y que, al ser estimulada, produce una gran respuesta orgásmica.
Este punto se hace mucho más prominente y por ende sensible si rellenamos el área, bien con ácido hialurónico, con con grasa autóloga (lipotransferencia) u otros materiales de relleno reabsorbibles, como consecuencia de este aumento de tamaño, se acentúa su estimulación mediante el roce con el pene, lo cual puede facilitar intensamente el orgasmo vaginal.

La técnica se realiza con anestesia local, se debe evitar las relaciones sexuales durante los primeros 5-7 días.