Celulitis

TRATAMIENTO Y PREVENCION DE LA CELULITIS CON ALIDYA

Alidya es el primer dispositivo médico inyectable, indicado para el tratamiento y/o prevención de la lipodistrofia ginoide (celulitis), mediante la solubilización y extracción de elementos extracelulares tóxicos secundarios al compromiso microcirculatorio vascular debido a los depósitos de hierro en el tejido graso y la matríz extracellular. Por otra parte, provoca la alcalinización de la matriz extracelular, mejora la oxigenación de los tejidos, proporciona los reconstituyentes biológicos necesarios para la reestructuración celular, normaliza la fisiología del tejido adiposo. En pocas palabras, actúa como un agente quelante del hierro depositado en el tejido adiposo.

Requiere varias sesiones, al menos 7 aplicaciones en el área a tratar hasta un máximo de 12 sesiones con un intervalo de 1 sesión semanal y 1 o 2 viales por sesión, dependiendo de la extensión del área a tratar.

Se recomienda no exponerse al sol, evitar el lavado y la manipulación de la zona tratada, no utilizar maquillaje y/o cremas en la zona tratada durante las horas siguientes al tratamiento.

Los efectos indeseables tales como: dolor, prurito (picor), ardor, eritema, hormigueo y otras molestias en la zona tratada. Son bien toleradas y normalmente se resuelven de forma espontánea pocas horas después, sin necesidad de tratamiento. Los hematomas son frecuentes y secundarios a la acción mecánica de “pinchar”. Estos desaparecen entre 7 y 14 días después del tratamiento, pudiendo requerir la aplicación de pomadas, cremas o geles anticoagulantes, y abstenerse de la exposición solar de la zona con la finalidad de evitar la pigmentación (tatuaje). Otros efectos secundarios como infecciones cutáneas que en algunos casos pueden requerir de la antibioticoterapia adecuada para su tratamiento, así como la reactivación herpética en pacientes con antecedentes de herpes.