Eliminación de Verrugas y lunares

Las verrugas son protuberancias que ocurren en la piel generadas por el virus del papiloma humano. La mayoría no generan problemas de salud, sin embargo, su apariencia no es agradable por lo que se suelen buscar métodos para quitarlas.
Existen numerosos métodos para eliminarlas siendo el Láser de Plasma o Plasma Láser la técnica más novedosa.
Esta tecnología se basa en la utilización del cuarto estado de la materia después de los sólidos, los fluidos y el gas, el plasma. En este estado, los electrones se separan de los átomos para formar un gas ionizado. Estos gases ionizados contenidos en el aire ambiental, provocan un pequeño arco eléctrico preciso que no transfiere calor a las zonas circundantes.
Cuando se aplica sobre la piel, altera la estructura de la piel, produciendo unas quemaduras puntiformes, pequeñas similares a las producidas por un láser de CO2, de Erbio o Q-switch, pero a diferencia de estos, menos agresivo y por ende más conservador, con una recuperación 3 veces más rápida. EL láser de plasma, estimula la formación de nuevo colágeno, nuevas fibras de elastina y estimula la retracción de la piel, mejorando la piel dañada, reduciendo las arrugas, alisando la superficie de piel y mejorando la flacidez. El tratamiento se realiza previa aplicación de anestesia tópica en la zona a tratar, posterior a la aplicación del láser, aparecen unas pequeñas costras que desaparecerán entre unos siete a 14 días aproximadamente y un eritema (enrojecimiento). A partir de 1 o 2 semanas podemos apreciar los resultados, siendo máximos a los tres meses. Dependiendo del caso, se requiere una única sesión y en casos más avanzados podemos realizar más sesiones, a un intervalo de 4 semanas, entre sesión y sesión.