Láser de Plasma o Plasma Láser

El Láser de Plasma o Plasma Láser es la técnica más novedosa para estimular el sistema de reparación natural de la piel, eliminando o reduciendo, según el caso, las huellas del paso del tiempo, sin necesidad de cirugía, sin sangrado y sin cicatrices, y lo más importante, sin pasar por el quirófano.
Esta tecnología se basa en la utilización del cuarto estado de la materia después de los sólidos, los fluidos y el gas, el plasma. En este estado, los electrones se separan de los átomos para formar un gas ionizado. Estos gases ionizados contenidos en el aire ambiental, provocan un pequeño arco eléctrico preciso que no transfiere calor a las zonas circundantes.
Cuando se aplica sobre la piel, altera la estructura de la piel, produciendo unas quemaduras puntiformes, pequeñas similares a las producidas por un láser de CO2, de Erbio o Q-switch, pero a diferencia de estos, menos agresivo y por ende más conservador, con una recuperación 3 veces más rápida. EL láser de plasma, estimula la formación de nuevo colágeno, nuevas fibras de elastina y estimula la retracción de la piel, mejorando la piel dañada, reduciendo las arrugas, alisando la superficie de piel y mejorando la flacidez. El tratamiento se realiza previa aplicación de anestesia tópica en la zona a tratar, posterior a la aplicación del láser, aparecen unas pequeñas costras que desaparecerán entre unos siete a 14 días aproximadamente y un eritema (enrojecimiento). A partir de 1 o 2 semanas podemos apreciar los resultados, siendo máximos a los tres meses. Dependiendo del caso, se requiere una única sesión y en casos más avanzados podemos realizar más sesiones, a un intervalo de 4 semanas, entre sesión y sesión.
Sus aplicaciones y beneficios son muy variadas, y por ello, está indicado para:
Corrección del exceso de piel (Blefarochalasis) de los Párpados Superiores e Inferiores, mejorando la caída de los párpados, mejorando la expresión de cansancio de la mirada; mejorar o eliminar las Patas de Gallo; mejorar o eliminar el código de barras, rejuveneciendo la zona peribucal; mejorar o eliminar las arrugas faciales en general, frente, entrecejo, patas de gallo, código de barras, pre auriculares, consiguiendo un efecto lifting. También se consiguen buenos resultados en el tratamiento y rejuvenecimiento del cuello.
Otras indicaciones del láser de plasma o plasma láser, es la eliminación de las lesiones benignas de la piel, entre las que podemos mencionar: las verrugas, los puntos rubíes, fibromas, cicatrices o queloides, quistes sebáceos, nevus y las manchas epidérmicas hiperpigmentadas.