PEELING MÉDICO

Por lo general los peelings pueden ser físicos o químicos, y según su técnica se obtienen distintos beneficios. El peeling químico consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico, y es una técnica utilizada para mejorar el aspecto de la piel. Como cualquier peeling se produce una renovación de las distintas capas de la piel mejorando así la calidad de las mismas, con menos manchas, arrugas y una renovada textura.
Los peelings tienen diferentes indicaciones y podemos mencionar:
· Foto envejecimiento o Photoaging: para mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol.
· Rejuvenecimiento cutáneo Refreshing cutáneo: para disminuir arrugas y decolorar o eliminar manchas.
· Lesiones cicatriciales: para mejorar las cicatrices de acné o varicela.
· Tratamientos de acné.
Aunque el peeling está indicado, como hemos dicho, para casos de envejecimiento fisiológico o solar y para el tratamiento de manchas y acné, también puede emplearse como un medio para “mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa”, realizando mantenimientos periódicos se previene la aparición de todo este tipo de imperfecciones.